Flor de Pascua en Navidad: ¿Es tóxica para los perros y gatos?

Flor de Pascua en Navidad: ¿Es tóxica para los perros y gatos?

Cuando se acerca la Navidad comenzamos a decorar nuestros hogares, en las calles de las ciudades se enciende el alumbrado especial de estas fechas y las plantas como la flor de Pascua alegran las estancias de casas y comercios. De hecho, puedes encontrarla a la venta en multitud de establecimientos, desde las floristerías hasta los supermercados.

Sin embargo, ¿debemos tener algún cuidado especial si convivimos con nuestros amigos peludos de cuatro patas? Hoy resolvemos tus dudas y te contamos lo que es necesario saber sobre la flor de Pascua, y si es tóxica para los perros y los gatos para que tomes todas las precauciones.

¿Qué es la flor de Pascua?

flor de Pascua
Flor de Pascua/Foto: Pixabay

La flor de Pascua, también conocida como poinsettia (Euphorbia pulcherrima), es una planta originaria de México y Centroamérica, donde comenzó a utilizarse como adorno floral durante el siglo XVI por los frailes franciscanos. Desde aquel entonces se ha convertido en un clásico de la decoración navideña, y es probable que en esta época del año te regalen alguna. ¿En qué mesa de comedor o de salón no luce una en Navidades?

La flor de Pascua destaca por sus intensos colores verdes y rojos, y puede alcanzar los tres metros de altura. Ese color rojizo tan característico de sus hojas es para atraer a los insectos polinizadores. En la actualidad, España es uno de los principales productores de la planta.

Sin embargo, pese a su singular belleza, la flor de Pascua es tóxicadebido a las sustancias de su savia, como la euforbina, por lo que hay que ser cuidadoso con ella, sobre todo, si hay en casas niños, pero también perros o gatos, sobre todo, para estos últimos.

Tocarla o ingerirla es peligroso para los animales, aunque solo en casos excepcionales llegue a producir la muerte. No obstante, los síntomas que provoca son tan peligrosos para su salud que es necesario evitar tenerla en casa y, en caso de hacerlo, alejarla lo máximo posible de ellos, colocándola en sitios altos y fuera de su alcance.

Síntomas de toxicidad en perros y gatos

Perros durmiendo
Perros durmiendo/Foto: Pixabay

En el caso de mordisquear o ingerir la flor de Pascua, los perros pueden tener diarreasvómitos, disfagia e inflamaciones varias en la boca, la faringe y la garganta. E incluso si la cantidad que ha ingerido es elevada, los síntomas se incrementarán con temblores, hipersalivación, fatiga y, en el peor de los casos, el estado de coma, que puede conducir a fallos multiorgánicos y posterior muerte del animal. En los gatos ta, pero sí igual de peligroso por lo que respecta a la hipersalivación, la diarrea, los vómitos y la irritación en la boca.

Pero el riesgo no solo está en que ingieran alguna parte de la planta como las hojas, sino también en que entren en contacto con ella, puesto que les provoca dermatitis, secreción ocular conjuntivitis que puede transformarse en úlceras en la córnea. Esto puede suceder tanto si la toca o se roza al pasar junto a ella como si se acerca a olisquearla, de ahí que sea tan importante colocarla lejos de nuestros amigos peludos.

Cómo actuar ante los síntomas de intoxicación

perro en el veterinario
Perro en el veterinario/Foto: Pixabay

Si pese a todo el cuidado que hayas puesto crees que el perro o el gato se ha rozado con la planta, lava con abundante agua dulce o suero fisiológico la zona afectada. Nunca le eches colirio. Para el caso de que haya comido hojas de la flor de Pascua, tienes que actuar rápidamente por si sufre una intoxicación. Conserva la calma, ponle agua cerca y, si quiere, deja que vomite, pero no lo obligues o puedes hacerle el daño. De hecho, no siempre es recomendable que vomite.

El vómito solo debe inducirlo el veterinario, así que en toco caso la mejor opción es que acudas a la consulta veterinaria lo más rápidamente posible para que le haga una revisión y, si es necesario, que le suministre algún medicamento. Nunca le des ninguno por tu cuenta o puedes empeorar su situación.

De igual modo, aunque no tengas constancia de que tu amigo de cuatro patas se haya acercado a la planta, pero notas alguno de los síntomas de haberlo hecho, acude igual al veterinario para consultarle, e infórmale de que tienes flor de Pascua en casa. Vale más prevenir a poner en riesgo la salud de vuestro perro o vuestro gato, la cual es nuestra responsabilidad.

Por todo ello, no vale la pena tener flor de Pascua en casa si compartas hogar con tu perro o tu gato, al igual que con otras plantas tóxicas como el muérdago y el acebo. Ten en cuenta que hay otras alternativas igual de bonitas para estas fechas que no les suponen ningún riesgo y podréis estar tranquilos, como sucede con las bromelias.

Comparte este post

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comience a escribir y presione Entrar para buscar

Carrito De La Compra

No hay productos en el carrito.

What Our Clients Say
0 reseñas